Cómo hacer plantillas para estampar camisetas

Lo primero que debemos saber antes de aprender como estampar camisetas a mano es hacer una plantilla, porque después que dominemos esto, puedes estampar en tu camiseta lo que te plazca, como números, letras, imágenes y todo lo que te puedas imaginar.

Materiales necesarios para estampar

  • Cúter
  • Tijeras
  • Cartón
  • Cartulina
  • Acetato delgado
  • Cinta de enmascarar

Procedimiento

Hay dos maneras de realizar tu plantilla; la primera, que es la más fácil, es buscando el diseño que deseas en internet, bien sea números, letras, corazones, arabescos, los que sea, y una vez que lo elijas, imprimirlo del tamaño que lo necesites.  La otra manera, es realizando tu diseño a mano alzada sobre la hoja. Esta forma no es tan sencilla, pero tiene la ventaja que puedes crear diseños únicos, que más nadie va usar.

  1. Imprime la plantilla o utiliza una hecha a mano. Dependiendo del diseño, hacerlas por tu cuenta puede ser muy complicado.Imprime el diseño de la plantilla sobre cartulina gruesa. Asegúrate de que tenga el tamaño perfecto para tu proyecto.
  2. Pega la plantilla con cinta adhesiva. Pega una lámina de acetato a la imagen impresa usando cinta de enmascarar. Luego, pega el acetato y la imagen a la base de corte.
    • La cinta de enmascarar funciona mejor que la cinta adhesiva. La cinta de pintor también funciona bien para este propósito.
    • Para asegurarte de que la imagen no se mueva mientras cortes, pega todos los bordes a la superficie de corte.
  3. Comienza a cortar. Corta las áreas no deseadas de la imagen usando el cúter. En caso de que descargues una plantilla, debe venir con instrucciones sobre las áreas de la imagen que debas cortar.
    • Trabaja desde la mitad. Cuanto más cortes de la imagen, más débil se volverá la plantilla. Tómate tu tiempo y trabaja cuidadosamente. Puedes hacer que una plantilla dure mucho tiempo si la cuidas bien.
  4. Retira la cinta de la plantilla. Una vez que hayas terminado de cortar la imagen, quita la cinta de enmascarar. En ese momento, debes tener una lámina de acetato con la imagen recortada. Si ves pedazos de acetato colgando, simplemente retíralos.